De Bolero falaz a Vamo’ a relajar el Pony

Después de 10 años de altas y bajas, la banda bogotana se reinventa y lanza su nuevo álbum Claroscura, un disco lleno de matices, formas, ritmos y contraste, que demuestra que del rock noventero de los Aterciopelados sólo queda su música protesta.

Con Play, la primera de las 12 canciones inéditas del disco, los aterciopelados ponen de antesala al sancocho musical en el que nos van a sumergir, Héctor Buitrago y Andrea Echeverri nos dan un paseo por esta contradicción que va desde la cumbia rebajada, los aires andinos, el electro rock cachaco y la plancha futurista, como lo llaman ellos.

"dúo dinámico alto voltaje - aunque es distinto nuestro equipaje - no pararemos de crear''

Un disco que cuenta con colaboraciones de Anita Tijoux y Jorge Celedón, juglar vallenato, al que ponen a cantarle a la grandeza de la mujer. Una propuesta que le canta a nuevas feminidades, al vuelo del colibrí, con una dosis de humor negro, un toque de chamanismo, surrealismo y magia.

Claroscura, es convergencia, es furia y calma, es grito y reivindicación, es una construcción de historias de estos dos artistas que se renuevan en vida como en la música, que cuenta con la producción del argentino ‘Cachorro’ López, y el mismo Héctor Buitrago, y que además está masterizado por la ingeniera Emily Lazar.

La invitación finalmente es a que se dejen sorprender con esta explosión de sonidos que Aterciopelados nos trae, disponible ya en todas las plataformas digitales.

 

COMPARTIR:

THE FACT*, 2019. Todos los derechos reservados.